Alturas peligrosas

Plataformas, la moda en los zapatos que deja cada vez más lesiones:

Especialistas médicos advierten sobre el aumento de esguinces y fracturas por la poca estabilidad de su diseño.

Muchos kinesiólogos y traumatólogos ponen la lupa sobre la particular construcción de este calzado, que consiste en un bloque plano de alrededor de 12 centímetros de altura que actúa de base para diferentes diseños de calzado. Ocurre que este tipo de zapato ofrece poca estabilidad y adherencia al piso, sobre todo en planos inclinados y terrenos desparejos. Y las caídas aparatosas son cada vez más frecuentes en las accidentadas veredas de Buenos Aires. A pesar de los peligros que las plataformas pueden entrañar para la salud, causan furor entre las mujeres, desde las adolescentes hasta las sexagenarias.

En la mira

El uso cotidiano de estas plataformas, según advierten especialistas médicos, puede traer lesiones inmediatas por torceduras o caídas accidentales, o trastornos y secuelas a largo plazo sólo por usarlas, “Cuando se pusieron de moda estas plataformas, la cantidad de mujeres lesionadas aumentó”, asegura Félix Fabián Rijavec, kinesiólogo del Hospital Universitario Austral. Según afirma, el 80% de los casos corresponde a esguinces de tobillos y fracturas de peroné y metatarsianos, mientras que el 20% restante comprende a lesiones del talus o astrágalo.

Rijavec alerta además sobre la probabilidad de que otros trastornos que hoy pueden no presentar síntomas comiencen a manifestarse con el tiempo, como la alteración de la movilidad articular de la cadera, o lesiones, pinzamientos y contracturas en la columna lumbosacra. “Esto se debe a que para compensar los problemas de estabilidad que suponen estas plataformas, algunos músculos y huesos se exigen por demás”, dice.

María Eugenia Vercellini, chef, de 41 años, relata su caída: “Caminaba al trabajo con unas plataformas de unos 12 centímetros de alto. Y en una vereda en mal estado el pie izquierdo se me dobló hacia adentro. Como justo había sido madre hacía poco, el dolor del pie me pareció leve en comparación con el del parto, y durante dos semanas fui a trabajar renga y con el pie hinchado. Pero al final me hicieron una placa y resultó que me había fracturado el quinto metatarsiano”.

En éste gráfico se observan las lesiones más habituales:

salud-2171466w640

Por su parte, Susana Saulquin, socióloga del vestir, considera a la mujer argentina muy insegura de su propia imagen, alentada en parte por los estándares de la prensa y la publicidad gráfica que imponen la imagen de modelos esculturales e irreales como ideales de belleza. A quienes resultan influenciadas por estas ideas las conforma sentirse más altas o más delgadas de lo que en realidad son, afirma Saulquin, y agrega que así como la ideología reside en la cabeza y tiene una influencia indirecta, los zapatos en cambio, impactan directamente en la salud porque determinan la seguridad con la cual se pisa el suelo, por lo cual deberían ser fiables antes que nada.

Para el doctor Marcos Deimundo, traumatólogo general del Cemic, quien también observa un aumento en la cantidad de lesiones, caídas como ésa pueden explicarse porque, con las plataformas, se modifica nuestra percepción espacial, lo cual dificulta el desplazamiento del cuerpo. “Por ejemplo, al calcular las distancias para subir o bajar escaleras”, y agrega que con las plataformas de suela totalmente plana (tipo “ladrillo”) se obtiene poca propulsión y el cuerpo debe realizar un mayor esfuerzo para desplazarse. Además, este modelo ofrece menor estabilidad y adherencia al piso, mientras que las hormas con una ligera ondulación ascendente en su extremo delantero (taco chino) colaboran con el movimiento general del cuerpo.

La única solución posible para evitar accidentes en un 100% es asumirse como una es y evitar las plataformas de plano, otra, que esta moda no sea más que eso, como ya fué en los 70, y despertemos pronto de la ilusión exactamente como sucedió en aquella época, luego de encontrarle gradualmente mas perjuicios que beneficios.

Y es que una no puede vivir todo el día con plataformas, ni ir a la playa, o usarlas de entrecasa, y en algún punto tendremos que confrontar nuestra verdadera estatura con quienes tratamos de impresionar, quedando aún más en evidencia la diferencia, mientras que si no hubiéramos intentado disimularla, se habría asimilado nuestra figura real con naturalidad pudiendo destacar otros atributos sin poner la altura en el centro de la escena.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s